domingo, 24 de marzo de 2013

Receta: Cupcakes de Guinness y crema de queso



Yo casi siempre voy con retraso o muy al límite. El domingo pasado (hace ya una semana) fue San Patricio, patrón de los irlandeses y una gran fiesta de cerveza en muchas ciudades extranjeras. Yo quise celebrarlo, y para ello me decidí por fin a hacer estos estupendos pastelitos, que aunque parezcan raros, quedaron verdaderamente exquisitos.

  
La receta es de original de Hummingbird Bakery, y no me modificado nada al ser la primera vez que la hacía. Y os digo que no es necesario cambiar absolutamente nada porque salen geniales tal como son, a pesar de salir muchisimos. El problema viene con la crema de queso…

A mí la crema de queso me odia, o yo la odio a ella. Dicen que tiene muchos trucos: el queso debe estar frio, la mantequilla bien integrada, alto porcentaje de materia grasa… Pero a mí siempre me queda liquida. Además de que me parece extremadamente dulce.

Por eso, buscando videos encontré la variación que hace en los Red Velvet en The joy of baking: con nata montada y mucho menos azúcar. Y funciona siempre que mantengas la MG de la nata por encima del 35% que es el estándar en España para la de montar.


Ingredientes (para unos 16 cupcakes):

125 ml de cerveza Guinness
125 g de mantequilla
40 g de cacao
200 g de azúcar
1 huevo a temperatura ambiente
½ cc extracto de vainilla
70 ml de buttermilk (o leche, que previamente habremos cortado con zumo de limón y dejado reposar durante 15 minutos)
140 g de harina
1 cc bicarbonato sódico
¼ cc de levadura
Para la crema de queso: 227 g de queso crema a temperatura ambiente, ½ cc extracto de vainilla, 60 g de azúcar glass y 160 ml de nata de montar (minimo 35% MG)

Procedimiento

Antes de empezar, precalentar el horno a 170º y preparar el/los molde/s con los papelitos
Calentar la cerveza y la mantequilla a fuego suave hasta que derrita y quede homogéneo. Una vez fuera le añadimos el cacao y el azúcar y revolvemos.
Mezclamos en un bol lo huevos, buttermilk y extracto de vainilla, y posteriormente lo añadimos a la mezcla de la cerveza
Tamizar la harina con el bicarbonato y la levadura. Después añadir el contenido del cazo y batir hasta que este homogéneo.
Rellenar los papeles entre la mitad y 2/3 de su capacidad (ver nota) y hornear durante 15-20 minutos
Dejar reposar dentro del molde durante 5 minutos y luego pasarlos a una rejilla donde enfríen por completo.

Para la crema de queso empezamos batiendo el queso crema hasta que este homogéneo y cremoso (valga la redundancia). Luego añadir el extracto de vainilla y el azúcar tamizado, y batir hasta recuperar la textura cremosa. Añadir poco a poco la nata y seguir batiendo hasta que tenga una consistencia adecuada para la manga pastelera.

Para la decoración que yo le hecho, he utilizado una boquilla de tipo estrella cerrada (2D de Wilton, pero la 1M sirve igual) y unos non-pareils de color verde que tenia de navidad. Los tréboles son un “apaño” con un cortador de flores que si no usamos el expulsor podemos aprovechar como trébol.


Notas:

La levadura que utiliza esta receta (y casi todas las de repostería) usa levadura química, y además, bicarbonato. Un día lo explicaré con calma, pero es un impulsor químico que se activa por calor. Si vertéis la mezcla de cerveza y mantequilla aun caliente, es posible que se active antes de entrar en el horno y no suban luego lo que deben. Por eso, considero adecuado esperar un poco a que atemperare antes de seguir con la receta.

De todos modos, los pastelitos quedan muy esponjosos y suben bastante debido al gas de la cerveza, de la levadura y del bicarbonato. Yo probé de dos maneras: llenando la capsula a la mitad y a 2/3. Ninguno de ellos se me expandió fuera de los límites del molde (como había temido) pero sí que quedan dos efectos diferentes de altura del cupcake. Lo ideal será que llenéis más las capsulas si no habéis dejado templar la cerveza.

Una excepción muy extraña a la legislación española es la nata de montar del Mercadona, que tiene un 33% MG y por tanto nunca queda con la consistencia adecuada. Yo aun me pregunto porque la han estandarizado de esta manera… pero no cometáis el error usarla (a mi me pasó una vez y destrocé una mañana de trabajo).

Si tenéis problemas con la nata y lo habéis intentando un par de veces, podéis probar a montarla aparte y luego juntarla con el resto. Es una solución provisional hasta que encontréis la marca que sea adecuada.

Para cualquier duda, podeis escribirme sin problemas a conmantelyvelas@gmail.com

7 comentarios:

  1. que buena pinta que tienen estos cupcakes, la crema de queso que yo suelo hacer no es muy dulce
    Yo tambien tengo el libro pero cuando hago sus recetas me cuesta llenar tan solo 12 capsulas, o es que yo echo mucha masa o ellos lo hacen con cantidades mayores

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta. y la decoración es estupenda. cada día te mejoras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena pinta que tiene. Menos mal que no me gustan los dulces....
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. se ven deliciosos ¡¡ me quedo de seguidora. besicos
    cocinandoenmislares

    ResponderEliminar
  5. Desde luego, se ven muy buenossss. Yo todavía no los he probado, a ver si no tardo :) y mira tú que no me había fijado en lo de la nata para montar del mercadona, la verdad es que nunca la he usado para hacer un frosting, pero me quedo con el apunte. Muchas gracias, me encantan las notas :) Biquiños y buena semana!!!

    ResponderEliminar
  6. Acabo de encontrar tu blog y me ha encantado, asi que para no perderme nada te sigo desde ya!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito
    Un Saludo
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Me encanta recibir comentarios en el blog, pero siempre que tenga un cierto contenido. Os pido por favor que no hagais spam ni publicidad, porque esos mensajes serán borrados.

Sin embargo, si preguntais cualquier cosa os intentaré contestar cuanto antes. Lo puedo hacer por email así que comprobad que teneis activado vuestro correo en el perfil.

¡Gracias por aportar tanto!